ERNESTO CARRIÓN (PSC): “ESTE 25N NO SE VOTA LA INDEPENDENCIA, SINO UN GOBIERNO”

Publicado en De Política, Historia y otros Superhéroes

Atrás han quedado los tiempos en el cual el inmigrante extraocomunitario pensaba en el Partido Socialista como el garante de sus derechos. La agrupación política se había ganado la simpatía de este sector de la sociedad, sobre todo tras la regularización masiva del año 2005. Pero también, porque bajo el gobierno socialista, España era un paraíso de servicios sociales para el que venía buscando una mejor vida. En Catalunya, el gobierno del tripartito (PSC, ICV y ERC) gozaba también de sana reputación entre los nouvinguts. Hasta que llegó la crisis financiera que ha desacreditado la bonanza socialista.

Hoy por hoy, el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) se enfrenta ante retos mayúsculos. Primero, encontrar un sitio en el sentimiento nacionalista de la sociedad catalana. Segundo, logar el acuerdo dentro de su misma institución sobre lo que deben ser sus prioridades. Tercero, recuperar la confianza del electorado de izquierda que también le culpa de la recesión. Y cuarto, volver a abanderarse como defensores del Estado de Bienestar.

En el actual proceso electoral de Catalunya, el colectivo inmigrante ha quedado relegado tras su protagonismo en la elección pasada. Ya que hay 155 mil personas de origen extracomunitario que están llamadas a las urnas, el PSC no le ha quitado interés, a pesar del desgaste interno. Dentro de sus filas milita Ernesto Carrión Sablich, quien lidera la Secretaría de Nueva Ciudadanía. Su objetivo es que el colectivo inmigrante alcance la plena ciudadanía y quizá, algún día, pueda votar y vivir en igualdad de condiciones que el resto de catalanes y españoles.

En las elecciones pasadas, el tema de la inmigración ocupó un papel preponderante en el discurso político, ¿en dónde está relegado en estas elecciones?
Lamentablemente, ahora todo el tema es el independentismo y la crisis. La inmigración es de “cuanto menos se hable mejor, pero siempre y cuando los inmigrantes participen plenamente en todos los sectores sociales”.

Lo que hay que reconocerle a CIU es que ha desarrollado la idea de la soberanía y la ha puesto en la sociedad. Pero lo que hay que tener claro es que este 25 no se vota la independencia sino un gobierno. Eso lo tiene claro el PSC. Si en algún momento Catalunya es independiente, con el señor Mas a la cabeza las políticas serán las de CIU, que son neoliberales y tienen poco que ver con el Estado de Bienestar.

Citado por el New York Times, Artur Mas ha dicho que no tiene claro si el referéndum estaría abierto a los inmigrantes legales. ¿Qué opinas al respecto?
Primero, si hubiera un referendum sería no vinculante, porque para ser legal tendría que modificarse la Constitución española. Ahora, marginar un porcentaje grande de tu sociedad es un error. Que el señor Mas a estas alturas no sepa cuál es el rol de los inmigrantes que viven aquí, del 18% de su poblacion, es un error. Esta frase de CIU de gens de fora tendría que haber desaparecido hace mucho tiempo.

Sigue leyendo

Anuncios

LAS MUJERES ESTÁN PARA VIOLARLAS

Hace unos días, el político español José Manuel Castelao Bragaña, soltó de sus finos labios una perla que ha dado la vuelta al mundo.

Las leyes son como las mujeres, están para violarlas

La repulsiva anécdota me ha sugerido una revisión política del hecho. Sobre todo, considerando que Galicia (España) está en periodo electoral y que de nuevo, un sector desdeñado de la sociedad está siendo utilizado como arma electoral.

Como ahora colaboro con la Norma Jean Magazine, el artículo ha sido publicado allá. Así que haz clic en la imagen para leer el artículo. Y si puedes, por favor, deja tus comentarios.

✼ Me, myself, my politicians and my I-God

Anoche, en la sede del partido catalán Esquerra Republicana, los brazos del candidato Oriol Junqueras eran elevados por dos de sus colegas cual héroe anacrónico de alguna revolución social. Mientras caían los aplausos, él sonreía y agradecía a los presentes y votantes por haberle conseguido un sitio en el Parlamento Europeo.

·

Los rituales políticos en materia de celebración me hacen pensar en los vítores de mítines de obreros, de reuniones sindicalistas, del comunisimo (o “Comunismo”) de la primera mitad del siglo pasado. Los candidatos-a-lo-que-sea de hoy siguen repitiendo aquellas escenas de lucha obrera, hoy sustituidas por otras luchas: las económicas-multiempresariales (quizá, o entre otras).

¿Qué hacen los héroes de las revoluciones políticas de hoy? ¿Los grandes líderes con un buen discurso, mucha verborrea y los ideales bien puestos en los bolsillos de los pantalones?

El escepticismo se ha expandido en gran parte de la población mundial (me atrevo a incluir a Europa aquí porque el abstencionismo europeo ha sido considerable y eso que hablamos de un “Primer Mundo” cívicamente educado y conciente). E incluso, hay escepticismo con todo tipo de causas, incluso a nivel ONG… ¿cómo sabemos que no nos están engañando con el tema de la solidaridad?

Los héroes como Rajoy, como Oriol Junqueras, como el mismo Zapatero y Andrés Manuel López Obrador, repiten esos rituales impulsados por un equipo de trabajo que ya no nos es oculto. Ahora, la mayoría de los votantes ya sabemos que los políticos no actúan solos, que hay alianzas, que hay compra-venta de promesas. Pero también, que a pesar de este trabajo colectivo que no es más anónimo, sabemos que ya nadie es líder de un interés común.

La permeabilidad del interés individual (estimulado por un sistema de I-pods, I-macs, I-selfs) ha logrado estar tan arraigada en la conciencia que incluso nosotros mismos sabemos que lo más seguro es que, por esa individualidad exacerbada, el político de turno traicione las ideas más socialistas y populistas por tener una casa más grande, una cuenta de banco en algún paraíso fiscal, o por conservarse con vida y salud.

Por eso el abstencionismo, y por eso es que me parece anacrónico que le hayan levantado los brazos a Oriol Junqueras. Porque ya no hay líderes y salvadores, porque los héroes de hoy son tan falsos como sus promesas, son insignes de la parafernalia, salvadores de sí mismos, y repetidores de los grandes y anacrónicos rituales que exaltaban la esperanza y la fe, reminisecencias de las gestas obreras, de los gestos post-revolución, de las victorias contadas, éstos de hoy son víctimas de un sistema inventado por sus padres, sus abuelos, sus desconocidos ex-militantes, los héroes de antier.

Ahora ya nada es un triunfo, porque mientras no haya fe en uno mismo no hay victorias y no hay continuidad. Y hoy, ya nadie tiene fe mas que en su propio I-God.


· Apéndice ·
El PiratParteit (Partido Pirata) de Suecia ha conseguido un escaño el Parlamento Europeo y se ha convertido en la quinta fuerza política del país. Enhorabuena para la sociedad de la información y la comunicación y transmisión de información p2p. España ya intentó tener su partido pirata sin éxito.
Más info en El País.