JORNADA DE REFLEXIÓN · Hay que ser español para ser un catalán independiente

 

 

APUNTES SOBRE LA DEMOCRACIA DE CARA AL REFERÉNDUM DEL 1 DE OCTUBRE DE 2017 POR LA INDEPENDENCIA DE CATALUNYA

Barcelona. 30 de septiembre de 2017.

I. Hay que ser español para poder ser un catalán independiente
II. España para los españoles, Catalunya para los catalanes. ¿Y el resto?
III. Un voto real en un referéndum real en una democracia real

*

I. Hay que ser español para poder ser un catalán independiente

La última vez que me detuve a hablar con un miembro de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), saliendo de la estación de metro Fabra i Puig en Barcelona, me dijo prácticamente lo mismo que ya me habían dicho otros miembros de la ANC en anteriores ocasiones: los inmigrantes no podrán votar en el referéndum, pero os irá mejor en una Catalunya independiente. Si lo pasáis mal ahora, es por culpa de la Ley de Extranjería, específicó, y ésta es del Estado español. Ese señor con el que hablé, además me preguntó cuántos años llevaba yo viviendo aquí. “Si llevas más de diez años aquí, ¿por qué no te sacas la nacionalidad española ya?”. Os imaginaréis lo perpleja que me quedé cuando un catalán que pretende mejorar mis condiciones de vida, me manda a hacerme la nacionalidad con el Estado al que acaba de acusar del causante de todas mis desgracias.

Así las cosas.

Los inmigrantes extracomunitarios en España y Catalunya vivimos en el fuego cruzado. A veces somos los que levantamos esta tierra, haciendo el trabajo duro que, todos sabemos, nadie quiere -o nadie quería hasta que hubo crisis y de repente ya todos querían limpiar casas y cuidar ancianos enfermos-. Otras veces somos la mayor preocupación de la ciudadanía, ya que con nuestras costumbres de “bad hombres” como bien nos llamó Trump, venimos a desestablizar la tranquila y civilizada convivencia de los nacidos en el Primer Mundo.

Así las cosas.

Los inmigrantes extracomunitarios tenemos que cumplir una serie de reglas y requisitos para renovar nuestros carnets de residencia cada tantos años. Los que “más fácil” lo tenemos, somos los de las excolonias españolas. Nosotros adquirimos el derecho a solicitar la nacionalidad española tras dos años de residencia y trabajo en el territorio español. Importante aclarar que esto no significa que te la den. Repito: se adquiere el derecho a solicitarla, que es básicamente el derecho a pedir una “cita previa”. Por su parte, los ciudadanos de otros territorios fuera de la UE tienen que esperar para obtener el derecho a solicitar la cita previa muchos años más. Animaos a conversar con vuestros vecinos chinos, senegaleses, turcos o pakistaníes. Luego, haced cuentas sobre todo lo que uno puede cambiar, hacer y deshacer en esa cantidad de años, mismos que se pueden resumir en la frase “toda una vida”. Así que, mientras vamos sumando derechos de a poquito, los inmigrantes tenemos que cumplir toda la serie de obligaciones que tienen los ciudadanos con pasaporte español; aunque con consecuencias más graves si quebrantamos esas leyes, por supuesto.

La cosa es que, a pesar de que, desde la organización del referéndum del 1° de octubre parecen tener muy claras las injusticias y desigualdades de la Ley de Extranjería española, los años de residencia y trabajo continuado en territorio catalán no están siendo considerados para la participación. Como requisitos para votar hay que tener el pasaporte español (vuelta a la ironía) y tener “condición política de catalán”. ¿A qué se refiere esto? Hasta donde se nos ha explicado por parte de la organización, podría votar una persona de nacionalidad española y empadronada en Catalunya. Así que, ejemplificando, una persona española empadronada desde hace un año en Barcelona, tendría más derecho a decidir sobre el futuro de Catalunya que yo, que llevo más de diez años aquí. Esto me lleva a concluir que, si es que acaso hubo alguien de PDeCAT, ERC, CUP, ANC u Òmnium Cultural, a quien se le ocurrió poner la condición política de inmigrante en Catalunya sobre la mesa, seguramente recibió las mismas respuestas que yo:

a. Ya lo decidiremos cuando nos independicemos.

b. Que se saquen la nacionalidad española.

 

II. España para los españoles, Catalunya para los catalanes. ¿Y el resto?

En mi opinión, este procés se resume en “España para los españoles” y “Catalunya para los catalanes”. También en mi opinión, las naciones y los pueblos tienen el derecho a su autodeterminación. Y creo también, en la democracia, a pesar de que su perfección sea tan imposible de alcanzar como, digamos, para un periodista la completa objetividad. No obstante, su búsqueda debe estar siempre presente, debe ser un objetivo permanente, especialmente a la hora de plantear cuestiones de participación social. Como un referéndum.

Sigue leyendo

Anuncios

México: políticas de la Edad Media para el siglo XXI

Foto: Reuters/BBC

Foto: Reuters/BBC

Querer criminalizar el aborto y creer que sin “Familia Tradicional” no hay patria o Dios, en pleno 2016, es de irresponsables. Detrás de la fe “en Dios” en la que se escudan quienes defienden esta idea, esconden un profundo miedo y odio. Lamentablemente,  a veces sin saberlo. Son personas peligrosas. La gente que salió ayer a la #MarchaXLaFamilia en México es peligrosa.
Entiendo que en una región como el occidente de México, donde en los años 30 del siglo XX se levantaron en armas campesinos y otros civiles, manipulados por los curas, en nombre de Cristo Rey, hoy se lleve a cabo una marcha en contra de las familias que no sean mamá-papá-hijos. Entiendo que se lleva en la sangre el oscurantismo católico. Pero no porque sea lógica la Historia y su naturaleza cíclica es justificable que un grupo de intolerantes pretenda manipular las leyes del país.

Sigue leyendo

UPDATE POÉTICO LITERARIO PERIODÍSTICO MUSICAL (audiovisuales incluidos)

aireeeIMG_20151113_104524

Poco voy actualizando este blog, porque en realidad hablo poco de mí en lo cotidiano. A veces prefiero subir textos aquí que están limpios, terminados, puliditos… Aunque de vez en cuando voy haciendo retoques casi imperceptibles.

Uso poco este blog para contar mi día a día.  Maldito Facebook, se lleva todos los updates. No obstante, quiero dedicarle un rato a hacer un recuento de las cosas que voy haciendo, que me llenan de alegría y que me estimulan a levantarme por la mañana.

Os invito a seguirme, que quizá os guste todo en lo que estoy participando. :D

Sigue leyendo

Ella también estuvo allí

Mariano Rajoy, el Rey Juan Carlos y Rguez. Zapatero durante la investidura de Rajoy 2011 - Foto: El País

Mariano Rajoy, el Rey Juan Carlos y Rguez. Zapatero durante la investidura de Rajoy 2011 - Foto: El País

Viví cinco de los casi ocho años de gobierno de Zapatero. Me tocaron los últimos años de abundancia antes de que la crisis de 2008 acabara con toda la prosperidad que caracterizaba a la España en la que todo el mundo quería vivir. A partir de entonces, los reproches al apenas ayer presidente del gobierno español atiborraron tanto los medios de comunicación, como las charlas entre los españoles y ciudadanos de España. Sobre todo, obviamente, del mayor partido de la oposición, el Partido Popular, pero también de los otros grupos de gobierno y los de las autonomías, como por ejemplo Convergencia i Unió en el caso de Catalunya.

La ya ex ministra de Defensa, Carme Chacón, está liderando ahora mismo una plataforma que busca renovar a su partido (el Partido Socialista Obrero Español PSOE). No se ha confirmado que esto sea el primer paso para lanzarse como candidata a dirigir el partido, pero ya han lanzado su primer manifiesto. En Mucho PSOE por hacer, Chacón y compañía hacen una autocrítica bastante aguda, sobre todo a la última legislatura. Achacan muchas  culpas y errores a la gestión de Zapatero, no sólo en su calidad de presidente, sino también de líder del PSOE.

Otra parte de los socialistas ha creído que el texto era injusto con Zapatero, y a su vez han lanzado un contra-manifiesto para defenderle y agradecerle sus esfuerzos. Ensalzan sus aciertos en materia social y el manejo de la crisis. Y aunque el texto también es una autocrítica, es imposible no percibir que la nostalgia ha motivado el debate. Ha sido una derrota electoral difícil, la mayor del PSOE en la historia de la democracia.

Sigue leyendo

✼ Del modus operandi de la mente de un mosso d’esquadra

Vivimos la auténtica revolución. Corríjanme los expertos, pero, si puedo resumir la Revolución Mexicana en un vulgar y populoso enunciado, la Revolución Mexicana no fue sino una pelea caprichosa de 4 pandillas que no se pudieron nunca poner de acuerdo para organizarse, hasta que terminaron matándose entre todos. Pero al menos, llegaron a los libros de historia-etas.


Ahora resulta que los mossos d’esquadra van a denunciar a los “indignados” de la #acampadabcn que les causaron heridas el día del desalojo encubierto en Plaça Catalunya el 27 de mayo . ¿No sería mejor idea denunciar al conseller de’Interior y los demás secuaces de la Generalitat que apoyaron y elucubraron esta acción?

Al final, el gobierno (sistema) ha tenido lo que quería: enfrentar a las partes de una misma sociedad “indignada”; y en este caso, a las dos que hoy por hoy, constituyen una mayor fuerza en la sociedad: acampados vs. policías.

Afortunadamente para la cabeza orquestadora (el gobierno), estos dos grupos son completamente opuestos en la metodología con la que ejercen su poder. Por una parte los acampados, con la educación y comunicación como armas intangibles, y el pacifismo como lema. Y por otro, un grupo cuya idea de construir un mundo mejor pasa siempre por la fuerza física y el enfrentamiento cuerpo a cuerpo. Lamentablemente, hoy por hoy, las erróneamente llamadas fuerzas “de seguridad” no generan seguridad en los ciudadanos comunes; únicamente en ese pequeño grupo que los dota de armamento letal. Los policías han sido entrenados en la violencia porque el gobierno descubrió en ellos un juguete fácil de usar, renovable inagotablemente (está hecho de humanos), y además bastante efectivo (que no eficiente).

El gobierno de Catalunya supo encontrar el punto de quiebre justo cuando los dos grupos encontraban su punto en común. Por eso, ni el presidente del gobierno español, ni organismos de poder internacional, han condenado contundentemente la represión del 27M. Tan es así, que el mismo ejemplo siguió Francia con la represión de la #frenchrevolution el 29 de mayo en la plaza de la Bastilla.

Divide y vencerás

Las fuerzas policiales encontraron una especie de acuerdo con los indignados justo antes del día de las elecciones municipales de España, el 22 de mayo. Los sindicatos mayoritarios de policías anunciaron que sería un “enorme error” desalojar las plazas el día de la llamada reflexión. No hubo tratados ni firmas, pero la jornada pasó pacíficamente a los libros de Historia como la primera vez que reflexionan masivamente sobre el tema electoral miles y miles de ciudadanos españoles.

Sigue leyendo

✼ Mi carta a Carmen Aristegui

Estimada Carmen Aristegui:

No puedo decir que yo sea su fan, porque hace muchos años que dejé de seguir su trayectoria en los medios de comunicación por una cuestión geográfica. Pero hasta cierto punto, aún me entero de sus andanzas y hazañas, las cuales, antes de calificar como positivas o negativas, beneficiosas o contraproducentes, me refiero a ellas como valientes e inspiradoras.

Por casualidades o causalidades de la vida, actualmente me dedico a una forma bastante mediocre de hacer periodismo. No investigo. Comento, desde mi poca perspectiva, la actualidad mundial, haciendo hincapié en ciertos temas y geografías. Me he, de alguna manera y por oficio, especializado en temas de política catalana, española y latinoamericana (con un énfasis marcado en la realidad de Colombia). He leído mucho, he entrevistado personajes, he investigado. Y expreso, lo más objetivamente posible y citando siempre las fuentes y los números, todo esto en un programa llamado La Voz del Pueblo, que se transmite diariamente en la ciudad de Barcelona y zona metropolitana a través de la frecuencia modulada. La audiencia de esta emisora es mayoritariamente inmigrante de países como Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador, y la República Dominicana. Países cuyos nacionales conforman la generalidad del colectivo inmigrante “latino” de España.

El objetivo del programa, desde que lo dirijo yo, es facilitar la comprensión de la actualidad a los oyentes, que como se imaginará, en su mayoría tienen pocos estudios, y están en España soñando en volver algún día a sus tierras, donde han dejado a su familia, su pasado, sus recuerdos y su corazón.

Cuando se abren los periodos electorales en este país, la inmigración toma fuerza y protagonismo. A escasos meses de las elecciones municipales españolas, ciudades como L’Hospitalet de Llobregat, que tiene casi un 50% de población inmigrante, considera la inmigración como el “principal problema” de su comunidad . Se abren las preguntas. ¿Es la inmigración un problema?

Sigue leyendo