HERIDAS DE GUERRA (para Grund Magazine)

IMG_3666

IMG_3638 En febrero del año 2012 hice una promesa. Prometí contar una historia. Lo hice después de preguntar “¿y qué se puede hacer?”. Se la hice a alguien que intentaba dedicarse al periodismo. Una persona que repite el documental, sobre una guerra que vivió su padre, todos las tardes de todos los días del año en el bar que administra. Para que el mundo se entere, para que la Historia no se olvide.

IMG_3687Es difícil olvidar algo tan doloroso cuando se construye a partir de las cenizas del dolor. Phonsavan nace de una muerte, crece con su cadáveres, y se construye con las armas de su propia destrucción. Se reproduce gracias a que la vida sigue, por inercia. Es imposible no saber qué es una guerra cuando el techo de tu casa, el plato en el que comes, la silla en la que te sientas, están hechas de metal de proyectiles y bombas desactivadas. Es difícil mirar el horizonte, unas montañas verdes, espesas imponentes, unos picos que tocan y penetran el cielo, una tierra roja y fértil, y no quedar paralizado por su belleza, sino por el miedo que te provocan.

Cuando conocí a Milan, le pedí que me contara la historia y la de su ciudad. Nos sentamos en la mesa de su bar diminuto. Él fumaba, cigarrillo tras cigarrillo.Yo bebía té de gengibre, recuerdo. Hacía mucho frío. Él hablaba lejos de la grabadora, y yo, a veces con vergüenza, a veces con ahínco, se la acercaba más y más a la voz. Sabía que debía registrar aquello, porque era tan abrumador que no podía ser digerido al momento

Y le dije que escribiría sobre esto, que intentaría que el mundo conociese su historia. El bombardeo a Laos ha sido una de las injusticias más tremendas en la historia de la humanidad. En mi caso, una que pude ver de cerca, con la única opción de hablar de ello, a quien pueda y quiera escucharlo. Ojalá sean muchos, porque al menos,

Sé que la publicación de este artículo es tardía. Ha sido culpa mía en parte, pero también debo decir que han sido escasos los interesados en este tema. Que no es un tema de actualidad, que Laos está muy lejos, que muy pocos podrían ubicarlo en el mapa, eso es lo que me han dado a entender las constantes negativas con las que me topé cuando intenté colocarlo en algún medio de comunicación. Tanto en España como en México. Sin embargo, creo que nunca es tarde para repasar la historia e intentar entender el mundo en el que vivimos. Laos no está tan lejos.

PHONSAVAN, LAOS: LA HERIDA ABIERTA DE UNA GUERRA QUE NO FUE, publicado en el No. 3 de la revista -ahora virtual- Grund Magazine (página 14 del documento PDF, 26 real).

Anuncios

CIRCO BABYLON – Parte V: Dos días en bote

Galería

Esta galería contiene 18 fotos

El río Mekong es uno de los grandes ríos del mundo. Nace en China, en la cordillera del Himalaya, y sigue luego por Birmania, Tailandia, Laos, Camboya y Vietnam. Se coge justo en la frontera entre Tailandia y Laos en el corazón del Triángulo de Oro. Ésta es una de las zonas más importantes de Asia en cuanto a la producción de opio.

Tras cruzar la frontera, el viaje comprende dos días en barco en recorridos de 8 a 10 horas cada uno. Pasar tanto tiempo en un bote es fascinante. Además de la belleza natural del viaje, lo divertido es que terminas haciéndote amigo de los demás viajeros. Sigue leyendo

CIRCO BABYLON – Parte IV: La aldea hippie

Galería

Esta galería contiene 13 fotos

Tenemos la Lonely Planet, la que tiene todo el mundo, pero la usamos sólo para conocer un poco las generalidades del sitio al que llegaremos. A Pai fuimos por Dee. Él es originario del Tibet, pero creció en Pai. Nos dijo que era precioso. Y no mentía.

El pueblo está en lo alto de una montaña en Tailandia, al norte. Han contado el número de curvas que hay para llegar allí: más de 700. Estando allí se puede alquilar una moto para ir a las cascadas. Donde el alquiler consigues un mapa bastante sencillo y puedes ir hasta un cañón.

Sigue leyendo

CIRCO BABYLON – Parte III: El infinito sin mí

Galería

Esta galería contiene 14 fotos

El viajero busca el sitio auténtico, virgen, manchado de exotismo, pero la inseguridad le invade y le deja boquiabierto, dudoso, miedoso. El viajero edifica un McDonald’s para sentirse seguro. ¿Qué es lo auténtico en un mundo globalizado? ¿En un mundo donde todo es comprensible, alcanzable, comprable? En aquella montaña selvática, bien al norte de Tailandia, me sentí tranquila, sin necesidad de pensar en el mañana, sólo en los colores del aquí y el ahora, el rojo de la tierra arcillosa, el verde obvio de las hojas de las palmeras, ese amarillo tristón de las espigas.

La mañana del segundo día, después del desayuno, comenzamos la caminata. Unas cuatro horas con descansos para el cigarrito mañanero, y tomar agua y aire… Sigue leyendo

CIRCO BABYLON – Parte II: Rumbo al norte

Galería

Esta galería contiene 13 fotos

Conocimos a Anne Marie porque la agencia de viajes a la que contrato su tour-pack se equivocó, pero eso ni ella lo supo hasta pasadas 24 horas. Por la mañana estaba llena de expectación y alegría. Todos lo estábamos.

Gracias a Paul, V. y yo habíamos conseguido un tour de trekking en la montaña mucho más barato que en cualquier agencia turística. Sólo mil bahts e incluía hospedaje, transporte y comidas además de todo el rollo aventurero. Paul llegó a Chiang Mai en el mismo bus que nosotros, y cómo a nosotros, lo dejaron en una solitaria estación de gasolina. Sigue leyendo

CIRCO BABYLON – Parte I: Aterrizaje en Bangkok

Galería

Esta galería contiene 13 fotos

Es la primera vez que vengo a Asia, y lo hago sobre la tradicional ruta del sureste. Quizá esperando encontrar lo exótico, lo diferente, el punto donde pueda encontrarme a mí misma con el método del contraste. Y lo que más me ha asombrado de Tailandia, hasta ahora, es lo mucho que se parece a México. Sigue leyendo