EN BARCELONA SE HABLA DE MÉXICO

En la ciudad de Barcelona, el colectivo Nuestra Aparente Rendición trabaja para dar a conocer la situación de violencia en México. El pasado 13 de septiembre organizó un evento titulado “México en Guerra” donde se abordaron temas como el femicidio en Cd. Juárez, la guerra contra el narcotráfico y la libertad de prensa. Un poco de todo dada la complejidad de la situación actual en México.

Mi crónica, publicada en la Revista Replicante, intenta recuperar las aportaciones más relevantes del evento, sobre todo para dar a conocer lo que se dice del país más allá del sensacionalismo generalizado de los medios europeos.

Para leer el artículo, haz clic en la imagen:

ANA Y CARLITOS, LA FUERZA DEL DESTINO

Publicado en: Comunicación

El siete de septiembre de 2012 abro El País y qué me encuentro:

Ana Torroja, dispuesta a pagar más de un millón por no ir a la cárcel

Este al parecier insignificante titular me ha llenado los oídos, por tercera vez en mi vida, de Mecano. Para el que se perdió su boom en los ochenta, su avasallador comeback a finales de los noventa, y el cansino “Últimas funciones” durante un año de su musical, explico:

¡Eran un hit! Vendían discos por montones, los conciertos se petaban. Eran pop del bueno. Tienen canciones con sonidos que fueron muy innovadores en su momento y una época más experimental, con flamenco incluido.

Los hermanos Cano, los compositores, eran sinceros y arriesgados a la hora de escribir. Hablaban tanto de temas históricos como de amor o de sexo. La voz e imagen de Ana Torroja le aportaban a la música una sonoridad desconcertante. Sobre todo cuando con esa agudeza cantaba como un tío le mete mano a una chica en un coche.

Sigue leyendo

CONTAR UNA VIDA

Hace cinco años conocí a un par de personas que a su vez tenían a sus propios amigos. En mi libreta escribía lo que les pasaba. A veces a través de mis ojos. Otras, ellos mismos dejaban el testimonio de sus aventuras, dolores y emociones. El personaje más cercano a mí de este grupo, es Valentina. Antes se llamaba Jimena. Antes de eso no tenía nombre. Ella me presentó al resto. Luego me hice muy amiga de Daniel. Él empezó a confirmarme todas las sospechas acerca de lo que les unía a todos ellos. Un asesinato, cometido hace mucho tiempo.

Hace dos años comencé a transcribir todas las anotaciones, las entrevistas con ellos. A falta de fotografías, hice dibujitos, esquemas, tablas de Excel. Me inventé notas de periódico, comunicados de prensa, testigos, cómplices, líderes. Todo con el fin de reconstruir los hechos: un asesinato, un romance, una revolución, una venganza. El resultado va en el capítulo 14.

El proceso de escribir una novela es bastante solitario y paranoico. Me encanta. Te trae momentos de euforia, a veces a las 4 de la mañana. Pero también te lleva a pozos profundos y abandonados, llenos de basura, frustración y letras que hay que abandonar a ritmo de Ctrl+Z. Pocas personas, al menos pocas a mi alrededor, comprenden esos sentimientos.

Hoy me encontré con el blog de Arturo Pérez-Reverte, Novela en Construcción. No se trata de textos de ficción sino de la realidad que vive el autor escribiendo su trabajo número 14 “El tango de la guardia vieja”. Pérez-Reverte comparte procesos de investigación, contextualización, diálogos, descripciones y  dudas que le surgen al momento de escribir. Si se quiere ver así, algunas entradas pueden tomarse como tips para el escritor. Y a veces, el toque personal simplemente le ayuda a uno a seguir adelante.

“No siempre las imágenes o las palabras pasan con facilidad de tu cabeza al papel. Escribir es un continuo recurso a la herramienta adecuada. A más herramientas, más posibilidades.

Pérez-Reverte, 12 de mayo de 2012.

No soy el creador de Alatriste, pero sí de mis Valentinas y Danieles. Trato de reconstruir lo que pasó en Seattle en 1999, en Barcelona en 2004, en el contexto de la lucha antiglobalización. Me muevo en espacios y tiempos diferentes. Voy a Suecia, a Barcelona, a México. Como Jules Verne, lo hago con y en mi imaginación. Y trato, como cualquier otro autor, de documentarme lo más posible sobre los ambientes, el clima, la ropa, la música. Y para mi caso específico, economía, política, ecología, sociedad.

Escribir es para mí un deleite. Cuando puedo teclear y teclear por horas, simplemente no puedo pedir absolutamente nada más. Pero para que me comprendan esto, prefiero citar a Pérez-Reverte de nuevo:

“Hay pocas sensaciones tan agradables como dormirte pensando en la escena de tu novela que escribirás al día siguiente, siempre que esa escena esté clara.”

Pérez-Reverte, 24 de junio de 2012.

Así me he ido a la cama anoche, y hoy, a continuar con el capítulo 14: el segundo encuentro de Daniel y Valentina en el Raval de Barcelona.

El Rey contrata a Don Draper

Ah, no. A la prensa…

Ver el oficio desde dentro es difícil. Desde afuera es fácil decir “vendidos”, pero imagina que el Rey te invite a viajar con él. Por más anti-monarquía que fueses, no te perderías la experiencia. Al menos para tener “algo que contar”.

Y justamente por eso es que se ha subido la prensa al avión del Rey, cuando hace 20 años que no lo hacía.

Según la nota de El País, los periodistas jamás viajan con su Majestad salvo en contadísimas excepciones y en trayectos mínimos. Esta vez el Airbus de la Fuerza Aérea tenía destino en la mismísima tierra del rublo: Rusia.  

¿Por qué obviar el protocolo ahora? Al menos El País lo reconoce de manera un tanto sarcasticona:

Hoy más que nunca, los españoles necesitan saber que cuando no está de vacaciones, el Rey curra. Sí, don Juan Carlos curra, labura, trabaja, chambea.  Pero nadie se da cuenta porque los medios siguen duro y dale con lo del elefante. Por eso hoy han viajado los periodistas en ese flamante avión: para ser testigos de cómo el Monarca se gana el pan.

El País, no obstante la euforia de la invitación, no pierde la compostura. Su enviado especial, Miguel González, no desaprovecha la libertad de texto para tirar una que otra frase agridulce.

Durante este viaje, veremos  -gracias a la prensa bendita- cómo Don Juan Carlos recibe un premio de manos del presidente Putin. Se trata de un reconocimiento a su labor en temas humanitarios. Así es, el pueblo ruso admira profundamente al cazador de elefantes más humanitario del mundo. ¿Será por el tema de que La Casa Real ha donado 120.000 euros para la recostrucción de dos iglesias en la zona del terremoto de Lorca? ¿Y eso qué les interesa a los rusos?

Una vez que concluya este viaje de trabajo, suponemos que la prensa volverá también en el avión del Rey Me pregunto si en ese avión tan selecto irán todos dormidos o les pondrán una peli tipo El Cuarto Poder.

 

* Artículo original de El País aquí.

Leer la prensa es un colocón

Qué puta paraonia. Intento escribir por el solo berrinche de vencer la hoja en blanco. Tengo las palabras en la punta de la letra, pero el inicio es el que no marcha. Busco inspiración viendo en qué anda la gente. Me interesan los diarios porque hablan de personas de verdad teniendo las más extraordinarias aventuras. Hombres y mujeres enfundados en traje y corbata que trabajan en edificios antiquísimos tramando misiones conspirativas. Matanzas y suicidios con tanta sangre que ni en la mejor película de Tarantino. Personas glamorosas con maquillaje estilizado que levantan libros, guitarras, piernas.

Los diarios últimamente sólo sobreviven si generan en sus lectores altas dosis de adrenalina. Y saben que la lucha es perpetua y carnicera. Las portadas lo dicen todo. Es como comprar un libro por su portada, la entrada al cine por su póster. Entre más jugosos los labios de Angelina y más ensombrecidos los ojos de Jhonny Depp, más devoradores habrá del contenido; aunque sea una chorrada.

Se esmeran tanto los diarios en la paranoia que ya las fotos son lo que David LaChapelle al artista moderno. Un wow. El espectáculo del espectáculo en versión sublime. Qué ganas de ver a Mariano Rajoy en el American Jesus en lugar de Michael Jackson. No falta mucho para que algún monero (como les decimos en mi tierra) haga algo así de impactante en formato cortina de baño para incluir con el suplemento dominical.

Ahora que si a uno le gustan las letras, el lector se  encuentra con textos como éste:

“El joven se mantiene atrincherado en casa con un número indeterminado de armas y probablemente podría disponer de elementos explosivos, como el gas u otros artefactos de elaboración casera. Los investigadores no confían en el perfil del joven, más aún cuando habría cometido las masacres contra los niños y contra los militares disparándoles a sangre fría y de forma indiscriminada con lo que podría ser una persona muy determinada y con un objetivo claro: provocar el máximo número de víctimas de fuerzas representantes del Estado francés.”
 

¡Es como leer a Carlos Zanón con los efectos especiales de Dan Brown y los exóticos escenarios de una peli con Jean Reno de prota! Oscuro, explosivo y casi morboso. ¡Si hasta los deportes son un drama! Victorias, rupturas, viajes internacionales, separaciones, reencuentros, pasiones desmedidas, drogas, sangre y cuerpos sudorosos.

¡Hay qué comentar el contenido del diario! ¡Cómo no hacerlo! Si aún cuando ya uno cierra la última página, todavía quedan promesas de porno. Hay que compartir la experiencia, intercambiar comentarios, defender las opiniones. No todo mundo lee el mismo diario y eso es maravilloso. Imagina. Es como si la historia de Macondo, además de ser contada por Gabo, la contaran Amélie Nothomb, Stanley Kubrick, Man Ray y Madonna en una canción. Confusión múltiple. Se generará tal tensión que habrá que ir por cervezas.

A veces el problema es volver a casa. Cerrar la puerta y encontrarse consigo mismo. Uno empieza a comerse las uñas, a jalarse los pelos. Son los efectos secundarios. Como con cada droga, te da mono. Yo intento escribir un poco. Es lo que hago para sacarme la ansiedad. Un escritor me dijo un día que los que escriben, en realidad, son unos neuróticos. Pero es que así como unos van al gimnasio, yo tengo que vomitar letras para despejar la mente.

Ver el mundo, y verlo a través de la prensa, es un colocón. Y como el que no sabe cuánto se metió la noche anterior, hay mañanas en que uno corre al ordenador, abre el periódico, el que sea, y comprueba si algo ha cambiado desde ayer.    

A volar Doble Aire

El próximo domingo 27 de noviembre presentamos la revista que hemos hecho en colaboración-trabajo-en-equipo con Luma Lab.

Como era un poco de esperarse, el tema de la revista tiene que ver con volar, con aire, pajaritos, ideas, imaginación, paranoias, etc.

Estamos muy emocionad@s y nervios@s. Me siento como cuando organizo fiestas de cumpleaños.

No me gusta organizar fiestas porque me estresa: que si no habrá comida suficiente, que si pasará un cataclismo y no vendrá nadie. Pero hay una cosa que sí que es verdad, esperamos a los amigos: A los que han ayudado a que directa o indirectamente salga esta revista. A los que me han escuchado tanto blablablablabla por meses enteros. A los que se dieron el tiempo de crear algo para el proyecto.

Espero que hayamos sabido transmitir nuestras inquietudes y creatividad a través de las páginas virtuales de Doble Aire Magazine. De esta manera, es seguro que el proyecto seguirá creciendo.

Toda la información sobre la revista, los colaboradores y el evento de presentación, están en la web: www.dobleaire.tk

Mientras tanto, por aquí, seguiré escribiendo aquellas cosas queme pasen por la cabeza.

¡Nos vemos el domingo! (O el viernes si te animas a ir al Pecha Kucha, donde también estaremos presentando la revista)

Doble Aire Magazine . revista para volar

La vida humana tiene una característica esencial, que es hacerse preguntas con respecto a lo que le rodea. Las personas tenemos una curiosidad que nos viene dada por la misma naturaleza de lo que somos. Hay quienes creen que esta GRAN VERDAD que buscamos es parte de lo que ganamos al comer la fruta prohibida del árbol de la sabiduría en el paraíso que perdimos. En realidad, todo lo que producimos, está motivado por la insaciable duda, por las ansias de conocimiento, por la ambición de controlar todo cuanto existe en el universo. Esa es esa duda eterna nuestra condena, nuestra talón de Aquiles

Esa respuesta que nos dará la calma, aún no ha sido encontrada, ya que las explicaciones que hasta ahora hemos encontrado siempre vienen con más preguntas, con millones de excepciones, y son tan vastas como humanos hay en el planeta.

Quizá es momento de plantearse lo de aquella vieja historia: la realidad es un espejo que se fragmentó en millones y millones de pedacitos, y cada uno somos portadores de apenas una ínfima parte de eso.

Entonces, ¿porqué no plantear respuestas colectivas? ¿Por qué no abrir el debate y la reflexión?

A través de la expresión artística, el proyecto Doble Aire Magazine pretende ser un compendio de respuestas, pero más que nada, un compendio de preguntas, inquietudes y explicaciones.

Sigue leyendo