El Poema de Malai (Corre)

Corre, salta, cruza el río,
rompe una rama,
vuela de liana en liana.
Eres la niña salvaje,
dos rayas en la cara y
la pluma de un ave rara
que no sabes nombrar.

Corre, salta, cruza el río,
rompe una rama,
construye una lanza
y sal a cazar jabalíes,
sal a pescar,
trepa palmeras,
corta cocos, mangos, madera
y baila…
baila…
Baila bajo el monzón.

Corre, salta,
que todo es entrenamiento para la vida,
para la guerra.
La vida es la guerra y para ganarla
hay que vivir las batallas,
defender la tierra,
esa tierra, niña, que tú
cultivabas,
la que te alimentaba,
con la que pintabas las dos rayas de tu cara.

Corre, niña,
que un día haz de hacerlo rápido y fuerte y decididamente.
Corre hoy para que puedas hacerlo mañana,
cuando el cuerpo no te responda,
tus amigos sean sombras
y el mundo te dé la espalda.

Llora, sí niña, llora,
pero llora un sólo día la partida
de aquellos que te amaban
porque a partir de ahora, nada.

Nada de estrellas,
nada de fruta fresca,
nada de besos ni abrazos,
ni aves en los párpados.
Nada.

A partir de ahora, correrás,
correrás tras los que te hagan daño,
cazarás con juventud a falsos héroes y villanos,
defenderás a niños y ancianos,
olvidarás los colores de las flores
y aprenderás de camuflaje,
coordenadas,
escuadrones.

Verás horrorizada arder cadáveres en el campo,
morir de hambre
matar por hambre
morir de amor.

Te llamarán tonta y loca, ilusa, estafadora,
y te usarán, niña,
como se usan entre ellos los humanos:
por dinero, por poder,
por tierra, tu tierra,
por puras ganas, porque sí
y por nada.

¿Qué pasa, Malai? ¿Lloras?
Llevas ahora en la cara las dos rayas de un lanzallamas.
Cambiaste lanza por fusil,
amor por muerte,
y tu nombre…
¿por un poco de fe y buena suerte?

¡Basta, Malai!
Ya viene el día,
se acerca la hora.
Te perseguirá la vida,
te alcanzará la guerra
y va a reírse de ti hasta el sol.

Pero un día vas a despertar,
verás que ya no puedes correr más
y ese día, al fin, te lo prometo
volverás a bailar.

Anuncios

Un pensamiento en “El Poema de Malai (Corre)

  1. Pingback: ¿Residente o visitante? Crónica multicultural del #Cruilla2017 | DOBLE · AIRE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s