ENREDADERA

Esta es la segunda (o tercera) versión de este texto poético. Lo estoy adaptando al contenido de una novela que estoy escribiendo. Me gusta cuando escribo cosas sobre mí que pueden también describir lo que sienten mis personajes…  

ENREDADERA

Hay algo en el sonido de las flores que no nos atrevemos a descubrir.
Hay algo en el aullido del lobo,
cuando no hay luna que nos proteja,
que deseamos no descifrar.
Aúllo desde las cenizas de un cigarrillo interminado
el miedo que siento en las noches sin estrellas.
¿Por qué no podemos parar?
Te pido, amigo, que me hagas un espacio en el fondo del abismo
donde nadie pueda encontrarme,
en donde nadie pueda escribir acertijos en las palmas de mis manos.

Ojalá también nosotros viéramos la televisión,
así tendríamos algo de qué hablar
y quejarnos,
no de nuestras humanidades miserables,
sino de la ficción
que siempre parece más triste y más patética,
más que las flores deprimidas de las ventanas,
miserables y patéticas
y tristes.

Todo esto es para aullarle a las farolas el miedo que tengo a perderte,
a que te vayas cuando descubras que el canto de los geranios es amargo,
y que escondida bajo el morado y rojo brillante de sus pétalos,
esta melancolía que siento
es superficial.

Hay algo escrito en los tallos de las flores que no sabemos leer.
¡Y qué bueno!
Porque son cartas de renuncia,
composiciones en verso para lápidas de hombres y mujeres mediocres,
odas a la pasividad.
Yo quiero devenir enredadera
crecer hacia abajo, hacia la tierra,
pegado a las paredes del abismo donde, amigo, si tú quieres
me harás un espacio acogedor y oscuro donde poder ser,
lejos del mundo y de la luz de las farolas y los semáforos.

Quiero escribir poemas en mis hojas verdes de enredadera
en los que sea sincero y profundo y que nadie me entienda,
porque hay algo en las palabras de las plantas que no nos atrevamos a leer.
¡Y qué bueno!
Así no compartiremos el temor de las noches sin luna, sin estrellas.
No quiero arrastrar a nadie al fondo de mi desquicio,
al reverso de los pétalos de mi flor triste y melancólica.
Quiero que vean todos la televisión y se olviden de que existe el abismo,
a donde quisiera llegar contigo, amigo,
decorando el silencio, habitando el frío,
aullándole a la oscuridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s