LLAMARTE

Hace unas tres semanas que pienso en ti. Te busqué. Pedí tu teléfono. Me dijeron que no estabas allí, que te habían llevado a la ciudad. Insistí, en mis pensamientos y por Internet. Tenía que hablar contigo.

Finalmente, la conseguí. Tu dirección. Me pasaron tu teléfono con todo y las claves para marcar. También me dieron la noticia de que no estabas bien, de que ya te estaban llevando los años.

Pensé: Tengo que llamarle. Pero se me atravesó la vida, la mía. Como a ti la tuya. Y hoy me entero de que te has ido y de que, aunque tenga tu teléfono, ya nunca podré llamarte.

A Raquel, con todo el dolor de mi corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s