lennonpart1

A Jordi.

Confesaste ese día que si hubieras sido un Beatle, muy a tu pesar, habrías sido Paul. Que George era demasiado, que había tocado dimensiones que tú jamás habías imaginado.

Yo confesé que había estado enamorada de Paul. El Paul de 1968 en la fotografía donde se esconde tras de Ringo, saco rosado, ojos cautelosos, un poco traviesos. Lo confesé y lo repito ahora.

Entonces me preguntaste quién sería yo: Pattie, Linda o Yoko. No sé por qué no incluiste a Maureen. Quizá no sabías su nombre. Quizá Ringo no te parecía hombre suficiente para mí.

Y yo contesté que no. Que la verdad, ninguna de las tres. Ni groupie, ni musa, ni amante. Yo, en realidad, siempre he sido John.

Anuncios