telon

Vas encontrándote con mucha gente maravillosa últimamente. Ningún hijo de puta, ningún aspirante a enemigo público. Sólo prospectos a amigos, cómplices, amantes, hermanos. Son tantos que a veces parece que tu corazón se queda pequeño. Quisieras hacer franquicias de ese corazón y dejar de trabajar para tener conversaciones individuales con cada uno de ellos, irte a un concierto, tomarte un café. Pero no sabes ni por donde empezar. Te paralizas porque te sientes tonta. Quizá sólo sean imaginaciones tuyas y no haya dos vías en este juego de locos. Es imposible que tu vida parezca sacado de anuncio mediterráneo de cerveza. Pero luego vuelven a tocarte la puerta, a hacer sonar tu móvil, a decirte alguna cosa. Y piensas: no todo está perdido. Hay demasiada gente maravillosa en este mundo como para que así sea. Tenemos suerte de tenernos. Tengo suerte.

Anuncios