PESADILLA ANTERIOR

chandelier

Actúo esta noche. Tengo que salir corriendo del trabajo al teatro, pero antes, debo pasar por mi casa. Me equivoco de edificio y me doy cuenta cuando ya voy por la cuarta planta. Estas escaleras son mucho más amplias que las de mi edificio, y las paredes están limpias, pulcras y decoradas con motivos barrocos, dorados, madera tallada, el suelo es de mármol. Las lámparas tiñen todo de ámbar y hacen relucir el barniz de la madera del pasamanos. Maldita sea, ¿cómo pude haberme equivocado? Ya voy tarde al teatro y aún debo pasar por casa. Cuando llego al vestíbulo me doy cuenta de lo enorme que es este edificio. Me fijo en los altísimos espejos cuadrados y en los motivos florales rococó que adornan los muros. Un gran candelabro de araña brillante y transparente adorna el techo. ¿Dónde está la salida? Por la escalera baja una pareja joven que cruza sin mirarme y se adentra en un pasillo que está a mi derecha. Los sigo porque pienso que irán a la salida, pero no. Entran a un salón de sillones de terciopelo rojo. Tienen toda la pinta de beber cognac. Quiero preguntarles cómo se sale de este edificio pero dudo. No quiero parecer extraña. Creo que si les pregunto, lo primero que harán es cuestionarse cómo entré. ¿Y cómo les explico yo que tengo la llave del piso de mi amante?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s