ANA Y CARLITOS, LA FUERZA DEL DESTINO

Publicado en: Comunicación

El siete de septiembre de 2012 abro El País y qué me encuentro:

Ana Torroja, dispuesta a pagar más de un millón por no ir a la cárcel

Este al parecier insignificante titular me ha llenado los oídos, por tercera vez en mi vida, de Mecano. Para el que se perdió su boom en los ochenta, su avasallador comeback a finales de los noventa, y el cansino “Últimas funciones” durante un año de su musical, explico:

¡Eran un hit! Vendían discos por montones, los conciertos se petaban. Eran pop del bueno. Tienen canciones con sonidos que fueron muy innovadores en su momento y una época más experimental, con flamenco incluido.

Los hermanos Cano, los compositores, eran sinceros y arriesgados a la hora de escribir. Hablaban tanto de temas históricos como de amor o de sexo. La voz e imagen de Ana Torroja le aportaban a la música una sonoridad desconcertante. Sobre todo cuando con esa agudeza cantaba como un tío le mete mano a una chica en un coche.

Para resumir, Mecano dio en el clavo en la fórmula: Pop muy masculino en una voz muy femenina.

Pues hoy me entero de que la hija pródiga de la luna tenía asuntos pendientes con la ley por temas de fraude y desvío de fondos. Al parecer, desde 2007 la investigan en Palma de Mallorca.

Ya sabemos porque no hay marcha en Nueva York… ¡Si toda la marcha está en Palma!

Ese paraíso de alemanes sesentones es el destino favorito en Spain de los amantes del dinero, para ejemplo el de Iñaki Urdangarin. Y también, Ana Torroja.

La excantante de Mecano esá negociando un pago de más 1 millón de euros con los de Anticorrupción para no ir a la cárcel. Ella tendría que abonar supuestamente las cantidades evadidas a Hacienda, las multas y unas condenas llamadas pecuinarias por delitos fiscales. (Sí, yo también tuve que buscar en el diccionario qué significa pecuinario).

Los hechos, contados por El País:

La cantante tenía una sociedad de restauración llamada Carlitos Way, ligada a otra, Thara Holding, ubicada en los Países Bajos y una rama en las Antillas holandesas. Anticorrupción asegura que Torroja derivó al exterior cobros de giras y ventas de discos.

Hace poco me leí el libro de Alberto Olmos, Ejército Enemigo. Un personaje incidental, Miguel Basó, es denunciado por haber organizado conciertos benéficos. Describe:

“Juntó a sus cuatro amigos y cantaron cuatro canciones a veinte euros la entrada. […] Los que no sacaban disco ni se molestaron en aparecer por el escenario. ¿Te das cuenta de la campaña de publicidad encubierta que supone eso? ¿Del ahorro para sus discográficas?”

Olmos cierra el tema de desenmascarar a la industria musical*, cuando, en la novela, se hacen públicas las cantidades de dinero que hace cada uno de estos cantantes tipo 40 principales (el MTV español).

Ato cabos. Creo que ya me queda más claro cómo sueñan las sirenas (y comen, y viajan, y vacacionan, y hacen negocios…).

* NOTA: No se preocupen, este comentario no ha sido un spoiler. Si les interesa el libro, tienen más info en: Novelas para la Revolución.

Anuncios

2 pensamientos en “ANA Y CARLITOS, LA FUERZA DEL DESTINO

  1. Pingback: CUATRO BARRAS ROJAS, CUATRO AMARILLAS Y UNA ESTRELLA | DOBLE · AIRE

  2. No soy joven, sin embargo escuchè todas las canciones de Mecano y junto con mis hijas en el vehìculo simpre poniamos un casete en los 90s, Ahora habrà que comprar el libro, me gusta el doble aire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s