Consecuencias virtuales de no follar

El pasado sábado 14 de julio, una mujer con domicilio en la ciudad de Barcelona, se negó vía Whatsapp a realizar el llamado acto sexual con un conocido. Tras la negativa, el rechazado le envió su polla en versión descomunal (ver foto). Quizá por si se le antojaba. La mujer ha argumentado inocencia excesiva al confiar en el cuento de “Quiero ser tu amigo” y explica que le pareció fácil negarse. “El no salió desde lo más profundo de mi ser”, dice. En consecuencia, el desairado la eliminó de su cuenta de Facebook tras llamarla “malcogida” también vía telefónica.

La mujer recuerda una experiencia anterior en la cual, tras otra negativa, el rechazado comentó “¿No vives en España, donde las mujeres son muy open mind?”. Se sospecha que la poca experiencia de aquel hombre le llevó a confundir el término con el de “me acuesto con cualquiera”.

El asunto lleva a la conclusión de que el ego herido de un macho beta puede generar confusiones. Sobre todo, si se considera que este tipo de especímenes cargan altas dosis de hormonas no satisfechas y acumulación de calor en sus partes nobles. Eso hace comprensible su actitud.

El veredicto es “inocente y libre de cargos para ambas partes”. La condena: risas hasta el amanecer y pajas como las de cualquier otra noche en solitario.

Anuncios

Un pensamiento en “Consecuencias virtuales de no follar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s