✼ Nothing but mammals…

A M. le gusta mucho poner esta canción:

Hacía bastante que no la escuchaba, hasta que él empezó a hacerla famosa en las VillaRola-YouTube-Nights.

Dejando de lado la guarrería, el albur y la nostalgia noventera (que tanto nos invade a los que ya pasamos del primer cuarto de siglo), este súper hit me sirve para ilustrar mi punto (mi punto crítico, no otro).


You and me, baby, ain’t nothing but mammals…

¿Somos los seres humanos los únicos animales a los que nos da vergüenza que nos vean follar?

Supongo que cuando estábamos forrados de pelo, y andábamos todavía entrenándonos para ir en dos patas, hubo algún momento en la vida en que nos valía madre y follábamos como conejitos sobre el césped, las piedras, el hielo, o sobre el mamut de turno. Pero seguramente hubo algún momento histórico en el cual, el hombre y la mujer empezaron a esconderse tras el mamut, las plantitas o las piedras a la hora de la acción sexual.

Los religiosos me dirán que fue en el momento en que Dios expulsó a Adán y a Eva del Paraíso. La web del Vaticano nos da una pequeña explicación:

Las palabras del Génesis 3, 10: “temeroso porque estaba desnudo, me escondí”, […] demuestran la primera experiencia de vergüenza del hombre en relación con su Creador. Esta vergüenza, cuya causa se encuentra en la humanidad misma, es inmanente y al mismo tiempo relativa: se manifiesta en la dimensión de la interioridad humana y a la vez se refiere al “otro”. Esta es la vergüenza de la mujer “con relación” al hombre, y también del hombre “con relación” a la mujer: vergüenza recíproca.*

El Vaticano, en palabras de su fallecido líder Karol Wojtyla, parece tener claro incluso cuáles han sido las consecuencias del “pudor original”. Este texto no va más allá y no habla sobre el tener relaciones sexuales en público. Pero quizá tendríamos que intuir que si, según la Iglesia Católica, todos somos hermanos, y entonces follamos entre nosotros, básicamente somos unos incestuosos. Así que mejor hacerlo en privado, ¿no?

Vuelvo a mi pregunta original, ¿cuándo empezamos a tener vergüenza de que nos vieran follar? ¿Tiene algo que ver alguna(s) religión(es) en esto? (Si es así, quizá entonces los Moteles tienen una historia paralela a la de la expansión de la religión.) ¿O esto del pudor fue previo a la religión?

Discovery Channel vs. el Porno

Hace dos días veía el programa Vidas Anónimas que transmite La Sexta. Uno de los protagonistas era un cineasta de porno y le acompañaban a filmar algunas escenas en varios sitios públicos. Claro, mirones hubo bastantes. Varios de ellos y ellas (más ellas que ellos) les dijeron a las cámaras que por qué tenían que venir a hacer “eso” en sitios públicos. Que no tenían nada en contra del sexo, ¡pero hacerlo en privado, hombre!

Claro, si fueran dos leones los filmaría el Discovery Channel, pero si son dos humanos, que vengan los del porno.

Así que aquí les dejo un pequeño test.

ENCUENTRE LAS DIFERENCIAS

Encuentra las diferencias

ale · oseguera

——

* Fotos encontradas en Google Images.
* Wojtyla, Karol (1980). “Metafísica del Pudor”. Web del Vaticano. http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/audiences/1980/documents/hf_jp-ii_aud_19800528_sp.html
Anuncios

4 pensamientos en “✼ Nothing but mammals…

  1. En psicoanálisis, el pudor está relacionado con el deseo. El deseo con el placer. El placer con la transgresión. Y la transgresión con el sentimiento de culpa, “normalmente”, al término de las relaciones sexuales (la petite mort – la muerte chiquita). Así, de una forma muy esquemática se puede decir que uno desea aquello que se nos tiene prohibido o que nos es inalcanzable; El sexo, al ser uno de los tabúes más grandes (y duraderos) en la historia de la civilización humana, también se convierte en uno de los más grandes placeres de nuestra sociedad. Para la gente de la civilización “occidental” no le cuesta trabajo, en absoluto, admitir que el sexo es una parte fundamental de su vida. Sin embargo, usualmente se sienten frustrados por ello. Es curioso, si uno se pone a pensar que es en “Occidente” donde existen las ideas más liberales respecto al sexo…. y también mayor insatisfacción sexual. Sin intentar dar una solución completamente satisfactoria a este dilema, si creo que tiene que ver con esta idea básica de que uno disfruta al romper las reglas, al hacer lo indebido, al coquetear con el pecado….. ¿Cuantas canciones llenas de melcocha sobre “el placer del pecado” se han escrito en los países latinos? Miles…. Mientras que en los países más liberales (leáse Germánicos, Nórdicos, Sajones) el sexo es visto como algo normal y por lo tanto, no es extraordinario el acto de coger, mientras que en los países latinos (en ambos continentes) , tan católicos, el sexo tiene un plus: es picaresco…. se sabe que se esta rompiendo un tabú. Benditos tabús!!!! Cuando estos son rotos, claro.

    • Es interesante tu punto, sobre todo cuando vemos que entre más avanza el mundo “occidental” más problemas sexuales hay; como la eyaculación precoz. Me parece un buen ejemplo. Los ritmos y la velocidad a la que estas sometido viviendo en un mundo que avanza rapidísimo en todos los niveles, ha llevado a que los humanos no tengamos tiempo para el sexo. Es por esto, que cada vez son más los hombres que tienen problemas de eyaculación precoz. Por poner sólo un ejemplo.

      Otro ejemplo pero del otro lado: Sí, a ver, hay mucha producción de pornografía por acá, pero a mayor cantidad, no significa mayor realismo o mayor placer. Realmente una visión del sexo y del placer como algo natural (porque el sexo ES algo natural, así como el placer físico no meramente sexual), es el Kamasutra, libro en el cual no sólo se incluyen las famosas posturas sexuales que hemos visto repetidas hasta en la sopa, sino también otro tipo de placeres para el cuerpo y el espíritu como el arte, la música, etc.

      Y sin embargo, la religión ha permeado este tipo de placer por algún motivo que desconozco (más allá el control absoluto de las sociedades). Y ya no sólo el placer sexual, sino todo tipo de placeres. Si te fijas cada pecado capital de la Iglesia Católica va orientado a hacerte sentir culpable de un placer: comer, ganar, follar, desear, desahogarte, etc.

      O, partiendo de tu punto, ¿podríamos pensar entonces que la Iglesia Católica lo que hizo (voluntariamente o no) fue aumentar la experiencia del placer sensorial y mental al prohibírtelo? ¿La Iglesia estaba conciente de que íbamos sí o sí a romper sus reglas y por lo tanto gozar lo doble? ¿O se han reservado este conocimiento para sí mismos?

      No pretendo achacarle la causa de este pudor humano a la religión solamente. A mí incluso me interesa pensar que hubo algo incluso antes de que aparecieran las religiones. Hombre, yo eso de Adán y Eva no me lo como así de fácil. Y me gustaría saber ¿qué, en su naturaleza animal, llevó al hombre a esconderse? Si ningún otro animal se esconde al tener relaciones sexuales… ¿O me equivoco?

      En fin, que el punto es que de alguna manera u otra, en oriente y en occidente, en sur y norte, por machismo, por religión, por control, se nos ha privado de follar en donde se nos dé la gana. Y yo tengo algunos lugares en mente… jajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s